Palabras de Vida Eterna

 

Yahshua les dijo a los discípulos, “¿Quieren irse también ustedes?” (Juan 6:67-68). Kefa (Pedro) en la nitidez de su mente, porque era un hombre muy inteligente a quien se le revelo cosas que ni a los profetas se le revelo, dijo, “adonde iré si solo tú tienes palabra de vida eterna”.

¿Que palabras son las que me van a traer vida eterna y que será vida eterna?

Es la vida constante segundo por segundo en nosotros. Al enfocar nuestra vida en este momento, la vida eterna es aquí, comienza aquí, es en el momento en que nos enfocamos en donde estamos ahorita. Si pudiéramos despreocuparnos de todo lo que existe y mantenernos aquí, tuviéramos vida eterna, porque vida eterna es no estar preocupado de la vida. El tiempo no existe en la eternidad, alguien que es eterno no se preocupa por el tiempo, porque el tiempo no existe, entonces vida eterna significa no preocuparme por la vida que tengo. Pues la vida que es no la hago yo, me la han otorgado a mí y cuando entiendo esto, disfruto de cada momento.

Diciendo esto vamos a ver que hay palabras que debemos  explicarlas  para entender como ser felices. En hebreo son como 20 de ellas, entre ellas están, Ahaba: amor y Ejad: unidad, pero hay una que vamos a hablar el día de hoy, quiero traerles felicidad en este día tan especial, hoy vamos a presentar a un Nazareno. Nació nazareno, al 8vo. día lo circuncidaron y en cuarenta días después se va a encontrar en el templo, y que a los 3 años le estaremos cortando su pelo, a los trece años estaremos todos aquí en la fiesta de su dedicación de la Torah, como a los veintitantos años lo estaremos casando entre nosotros y un di cuando ya no esté yo lo estarán enterrando también a él. Eso es la vida de un hebreo, toda la vida debe ser vida, porque la muerte para los nazarenos es también la vida. La vida se define en esos puntos,  por eso hoy es un día muy especial, porque todos entramos como a la mitad, unos sin circuncidarse, pero a este niño le fue dado la oportunidad de hacer los mandamientos de Yahweh.

¿Por qué? porque alguien ha sido leal, porque alguien ha sido constante, porque alguien ha permanecido, esa es la idea de la vida, la vida no es de perder lo que se ha comenzado, Yahshua dijo, “Ninguno que haya puesto la mano sobre el arado y se mantenga mirando hacia lo que dejo atras, es digno del reino” (Lucas 9:62). Debemos ser buscadores constantes de la verdad, no tenemos la verdad total en esta comunidad pero somos seguidores de ella, buscadores de ella.

Voy hablar de una palabra interesante hoy,  vamos a ver la palabra Sheol: traducida en las biblias como infierno. Esta es una palabra de  vida eterna, el entender lo que nos va a pasar cuando pasemos de esta tierra, es una gran pregunta. Los primeros 5 libros de Moisés que fueron dados por los ángeles, por los malakim, no mencionan que nadie se va al cielo. No hay una parte donde diga Moisés se murió y se lo llevaron al cielo, Abraham se murió y se lo llevaron al cielo, tampoco dice que Caín murió y se lo llevaron al infierno. No existe una palabra infierno, ni una palabra cielo para vivir.

Imagínese los primeros cinco libros más importantes no escritos ni inspirados por hombres, sino escritos por la misma mano del eterno, y no encontramos la palabra infierno o cielo. Hace años atrás enseñando en una iglesia cristiana les dije, “¡traigo buenas noticias!”, todos felices, porque a los cristianos les gustan las buenas noticias, les dije “¡no existe el infierno!” y se enojaron. Si era para que me aplaudieran y dijeran que bueno que nadie se va a chamuscar toda la vida, pero no les gusto. El disgusto es porque si no hay infierno ¿qué hago aquí portándome bien? y si no hay cielo ¿cuál es el sentido de la vida? torah-89074_640

Veamos la palabra Sheol, hoy les voy a enseñar a donde nos vamos a ir. Yahshua dijo “no se vallan a sorprender quien va a estar ahí cuando todos estemos allá”, imagínese que usted se voltea y ahí está Neron, ¿qué diría usted?, ¡no!, el tiene que ir al infierno, yo como soy bueno me tengo que ir al cielo. Veamos que para los hebreos no existe eso, el hebreo dice,  si mi pueblo no se salva, no me salvo yo, la salvación no es individual, es de un pueblo. Yahshua dijo, “cuando ustedes sean uno, como mi padre y yo somos uno, entonces el mundo sabrá que yo os mande”, pero todavía somos individuales, cuando decimos que somos de él, nadie nos cree porque seguimos viviendo separados como toda la gente.

Pero cuando comprendamos que somos realmente una unicidad, para que seamos uno, o nos vamos todos juntos al infierno, o ¿dónde vamos a estar?

Vallamos al Salmo(Tehillim) 18:5 dice, “me cercaron las cuerdas del Sheol” (en algunas traducciones ponen infierno),

la palabra infierno es griega, ellos pensaban que los dioses mandaban a la gente que les caían mal a un lugar de tormento. A nuestro Elohim, a nuestro Rey, nuestro Yahweh, nuestro Eterno no le cae mal nadie, no se enoja con nadie. Porque el enojarse es la falta de habilidad de una cosa, usted solo se enoja cuando no puede hacer algo o cuando no le salen las cosas bien. Mas sin embargo nuestro Rey  hace todas las cosas perfectas, el que se enoja es usted, el que se molesta es usted, el que se venga es usted. El Ser es alguien que totalmente esta en control, en el libro de Jeremías vemos a un pueblo que andaba quemando a los niños con una deidad llamada Moloc en un lugar llamado Ginon, es un valle, de ahí viene la palabra Gena, que la traducen infierno, en realidad es un basurero que tiene fuego, donde  queman la basura. Y dice ahí, Yahweh hablándole al pueblo, les dijo ¿por qué queman a sus hijos?, A mí nunca me ha pasado por mi mente quemar a ninguno de ustedes, esta es palabra de Yahweh.

Nunca en su mente le paso hacer esto, pero la gente pagana lo hacían todo el tiempo, cuando éramos niños nos decían si te portas mal un rayo te va a caer. Si se golpeaba uno, nos decían viste, Dios te castigo. Pero eso no es así, eso es pagano, la palabra Sheol viene de una palabra aun más antigua Shaal que significa preguntar. Cuando alguien moría en el mundo antiguo se iba al sheol, ¿a dónde se iba? al lugar de preguntar, por eso un hebreo cuando le preguntaban cuando te mueras ¿a dónde te vas a ir?, la respuestas era, cuando llegue ahí pregunto, esta misma palabra esta en Génesis(Bereshit) 24:47 y le pregunte (Shaal) a ella.

De ahí viene, de preguntar, pero lo interesante a donde quiero llegar es a esto, es decir en otras palabras un hebreo no se preocupa que le va a pasar después de la muerte, porque no confía en el mismo para donde va a ir. Sino que su confianza esta en el Ser, por eso cuando alguien me pregunta a mi ¿Cuándo usted se muera va a ir al cielo o al infierno?, no me he puesto a pensar, es mi respuesta, ¿Por qué no?, me dicen, porque la estoy pasando muy bien acá. Mientras pueda respirar, voy a vivir la vida acá y la vida se vive mejor haciendo los mandamientos por eso el gran sabio Salomón dice,

todo es vanidad, lo he hecho todo, y todo es vanidad, pero una cosa si se, es amar a Yahweh y hacer sus mandamientos,

los mandamientos es la clave, entonces cuando llegue allá, bueno ahora que estoy aquí del otro lado voy a preguntar ¿para donde voy? Porque realmente no me preocupa, pero lo que si sabían ellos es con quien se iban a ir.

Quiero mostrarles esa parte, no se pongan tristes, algunos de ustedes se quieren  ir al cielo que no existe, quieren nubecitas, arpas, quieren la boda del cordero, hasta se pelean quien va a estar más cerca de Yahshua, ¿Qué locuras? A caso creen que si dan doble el diezmo, tal vez lo siente más cerquita, y cuando llegue allá va a tener mansiones, ahí no existen mansiones, no hay mesas, no hay nada de eso. Sabe que lo que si hay, es pura vida, pura alegría, puro éxtasis, totalmente completos. Pero cuando lleguemos ahí, todos podremos preguntar, estamos claros en esto, por eso no se preocupe, por eso cuando a mi me preguntan que si creemos en el diablo, pues si existe, entonces ¿por qué no dicen nada de el?, me preguntan, porque no hablamos de nada que no tenga que ver con nosotros. Somos personas que buscamos siempre la vida, mejor vida en todo sentido. A nuestros hijos jamás les decimos que sean diáconos, que sean rabinos, que sean servidores del templo, ¿para qué?, para eso están todos los viejos aquí.

Pero queremos que nuestros hijos sean licenciados, doctores, dentistas, científicos, ¿Por qué?, queremos su plata, para que nos mantenga aquí a todos los viejos, esa es la vida hebrea, usted va a una sinagoga hebrea con solo unos cuantos viejitos, les pregunto ¿Quién paga todo esto?, ellos se ríen y me dicen el Elohim. Cuando le pregunto al Rabino, este dice los muchachos que se fueron, porque desde donde estén mandan sus cheques, aquí nosotros necesitamos dentistas, oculistas, licenciados, necesitamos que nos ayuden, eso es lo que buscamos y si alguien le toca ser rabino pues lloramos con él. Lo siento mucho pero hay va también, eso es la vida.


 

Quiero llegar a algo muy lindo que tiene que ver con esta fiesta, vallamos a Génesis 37:35, Todos sus hijos y todas sus hijas hicieron cuanto pudieron para consolarlo, pero rehusaba ser consolado diciendo así descenderé a mi hijo guardando luto hasta el sheol, de este modo lo lloraba su padre. Aquí hay un secreto, cuando Abraham iba a morir le dijo a Isaac, quiero que me entierres con mis padres, usted sabe que su papa había sido enterrado en Aram, porque era un arameo, fuera de la tierra de Israel. Enterrado en otra parte, pero le dijo a su hijo, cuando yo me muera quiero que me entierres con mis padres y cuando murió, Isaac  lo enterraron en una cueva, en Mapela. Ahí está enterrada Sarah, ahí lo enterraron a él, no lo enterraron con sus padres sino con Sarah, y así son todas las historias. Todos pedían ser enterrados con sus padres pero a nadie lo enterraban así, sino que los entierran a donde habían comprado su lote. Porque en arameo la frase “enterrar con nuestros padres” significa, que cuando yo me muera no sé dónde voy a ir, voy a preguntar cuando llegue, pero le voy a preguntar a mis padres. Todos regresamos a nuestros padres, hayan sido como hayan sido, por eso la torah dice, Honra padre y madre.

Porque cuando nos morimos regresamos a ellos, a nuestros padre, el hebreo no sabe a dónde va a ir, va a tener que preguntar cuando llegue. Pero de lo que si están seguro es con quien van a estar, no tanto a donde van a ir, por eso es necesario que rectifiquemos nuestras vidas, y si nuestros padres están vivos tener una buena relación con ellos. Aunque hayan sido malos padres, cuando usted sea papa va a entender que es ser papa, nadie enseña ser papa a nadie, porque al final tiene que usted alcanzar eso. Yahshua dijo en la casa de mi padre muchas agrupaciones de almas hay, mas yo voy a comenzar una nueva agrupación de almas. Todos regresamos a nuestras familias, es por eso que debemos tener siempre el cuidado de honrar a nuestros padres.

Dice que cuando David había pecado y su hijo a los pocos días se le murió, lo lloro por casi 8 días,  cuando termino a los ocho días se rasuro y se puso a comer, y dijo, un día yo voy a ver a mi hijo y regresare al sheol y estaré con él. Para un hebreo toda la familia viene y se va junta, ¿oyó?, su familia es su familia. No es solo familia de la tierra, sino que también es familia del shemayim, por eso es difícil tener dos familias  como hombres. La torah pide que seamos de una sola familia, porque el tener varias familias se pone dificultoso el asunto, por eso debemos entender esta parte. Agradezcamos al Eterno que nosotros estudiando la Torah no nos preocupamos si nos vamos a chamuscar o no,  porque nadie se va a quemar jamás, nadie. No le cuente mentiras a la gente, por favor, es como cuando le contaban del cucuy, de la mano peluda, todos esos complejos que tenemos de infierno, que hay gente que ha ido y que ha visto gusanos, nadie, yo creo que esa gente fuma de la buena, nadie, nadie, se va al infierno.

 

 

Cuando la torah dice que hay lugares de purificación, aquí nos purificamos, nos rectificamos. Por eso nuestras fiestas son así, estas las tenemos siempre que hay vida. Hoy vamos a presentar a uno de nuestros nazarenos, el nunca va a tenerle miedo al infierno, nunca va a pensar en el cielo, lo que va a pensar es  en tener vida, y vida en abundancia,  eso fue lo que Yahshua dijo: Yo he venido a darles vida y vida en abundancia, si debe su casa y todo, ahí no está muy abundante el asunto, si no le alcanza para comer, no está en la vida abundante, por eso el Judío cuando aprende, aprende a vivir en la vida abundante, quiere tener plata, amen, ¿Cuánto? Cuanto le quepa, ¿quiere tener tiempo para disfrutarlo? Amen,  ¿cuánto? Cuanto pueda, y quiere a alguien con quien disfrutarlo, eso es la vida, yo conozco gente que tiene mucha plata pero no tiene tiempo, algunos tienen mucho tiempo, pero no tienen plata, y a veces de vez en cuando conozco alguno que tienen plata y tienen tiempo y no tienen con quien disfrutarla, no, los nazarenos no somos así, Yahshua dijo: vino uno de luto y no le creyeron, vino otro bailando y comiendo y lo van a matar, ¿qué quieren? dijo Yahshua, yo les pregunto qué quiere usted,  yo no quiero infierno ni cielo, sino vivirla bien hoy y pasar un buen sábado en la noche aquí,  bien, termínanos con esto, entonces las palabra Sheol es una palabra de vida eterna que significa que hay un lugar donde vamos a regresar todos, yo espero verlo allá, con migo, si llego primero le cuento, si se va antes que yo, ahí nos cuenta, pero de vernos otra vez, nos veremos otra vez, por eso dice el salmo a la casa de mi padre una vez más regresare, regresar tenemos todos, la vida así es, nos lleva y nos trae. En una clase que tengo, les preguntaba cual es su temor, nadie me contestaba, entonces vine yo y les dije, mi mayor temor es que me dejen, ese es mi temor, que alguien me deje de los que he amado, y para colmo, me ponen en un trabajo donde caras vienen y caras van, y algunos ni se despiden, pero los que he entendido nunca se han ido de mí, porque siguen siendo en mis memorias y en las cosas buenas que hemos pasado, y cuando los veo de regreso es como si nunca se hubieran ido, he entendido que así rectifica uno sus temores, sus complejos, entendiendo que somos una unicidad, usted se me va, porque tiene que irse, es parte de la vida, no los estoy reganando, al contrario, algunos de ustedes se tienen que ir, ¿por qué?, porque tienen que venir otros, pero sabe que, son el mismo, y vemos que alguien se parece al que ya no está, tomo el lugar ahorita del otro, las mismas muecas, los mismo chistes, deberás que no somos tan diferentes, Yahweh siempre esta, aquí estamos hoy, los que han estado conmigo y los nuevos, los que tienen tiempo conmigo, muchas gracias, me han ayudado para poder esperar a los que son de nosotros, un día de estos tendré ochenta años y estaré aquí todavía, si es que aguanto, estaré hablando lo mismo. Yahweh me visita todo el tiempo, y hoy me va a visitar en un cuerpecito de bebe, ese es Yahweh, y ahora yo voy a abrazarlo a él, mire que privilegio tengo de poderlo abrazar, besar, bendecir, yo no entendía eso antes, cuando el salmo dice, alma mía bendice a Yahweh, decía como te voy a bendecir, si el que bendice eres tú, no siempre es así, porque cuando usted bendice a su prójimo, esta bendiciendo a Yahweh, asi que cuando tenga la oportunidad abrace a sus hijos, hasta a su suegra, abrácela, entienda que tiene que ver con bendecir a Yahweh.  Sheol significa dentro de la palabras de vida eterna preguntar,  es un lugar de contacto con mis familiares, ¿Cuántos quieren ver a sus abuelos una vez más, no tengan pena lo que hayan sido, esas son tonterías de la tierra  Las Almas son de Yahweh, cuando me preguntan ¿qué puede hacer  para que mi abuelita se salve?, pórtate bien es mi respuesta, para que tú la puedas ver, porque ella ya está en pachanga allá, no hay exclusividad, solo existe una alma y un Elohim. Y nada mas….fin.

Leave a Reply